Tragedia en Sierra Nevada: rayo dejó 11 indígenas muertos y 18 heridos

El accidente afectó a la comunidad wiwa. Gobierno prometió ayuda a la comunidad.
Por: SANTA MARTA Y ELTIEMPO.COM |
12:33 a.m. | 7 de octubre de 2014
Este lunes fallecieron 11 indígenas y otros 18 resultaron heridos en la Sierra Nevada de Santa Marta tras caer un rayo. De los lesionados, seis están graves. (Galería de fotos: imágenes de la tragedia ocurrida en el resguardo indígena)La descarga ocurrió en la madrugada en Kemakumake, a unas 6 horas a pie del corregimiento de Guachaca, zona rural de Santa Marta.

Mauricio Blanco, asesor administrativo y de gestión sociocultural del Resguardo Kogi Malayo – Arhuaco, señaló que unas 60 personas, todos hombres mayores de 18 años, entre los que se encuentran mamos, estaban reunidos en la kankurúa (especie de templo) realizando «trabajos espirituales», cuando a la medianoche cayó el rayo.

Bernardo Gil Moscote, miembro de la comunidad Wiwa que estaba en la choza ceremonial donde ocurrió la tragedia, contó que estaban reunidos para discutir temas de interés de la comunidad y analizar los problemas que los afectan.

“Tenía sed y salí a buscar que tomar. En medio del aguacero llegué a la casa, cuando se escuchó el trueno que retumbó en toda la sierra. A los dos minutos, cuando regresé, ya la choza estaba prendida. Entonces solo se escuchaba el grito de los hombres”, narró Moscote, quien tras ayudar a sacar a los heridos cabalgó durante tres horas para avisar a las autoridades de la región sobre la tragedia. Por otro lado Rafael Mujica, uno de los Wiwas que este lunes se acercó a la Clínica Mar Caribe de Santa Marta, a donde fueron llevados los indígenas heridos, dijo que a sus 32 años no recuerda nunca una tormenta como la que vivieron este lunes en la madrugada.

“La comunidad Wiwa no había vivido esto. Hace un año en un pueblo Kogui en un Guma (salón ceremonial donde se reúnen los hombres) cayó un rayo, pero no pasó nada”, aseguró.

Así quedó el resguardo indígena que fue alcanzado por un rayo. Foto: Ricardo Pérez Pérez.

Aunque aún faltan muchos aspectos por establecer acerca de cómo ocurrió la tragedia en la que murieron, fuentes de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) creen que esa comunidad estaría realizando lo que ellos denominan trabajo tradicional. Esto significa la reunión de un grupo de indígenas donde mascan plantas de coca, hacen algunos rituales y pueden incluso estar durante toda la noche y parte de la mañana del día siguiente al calor de una fogata haciendo disertaciones y análisis sobre situaciones que están sucediendo en los diferentes pueblos.

La Onic señaló que ofrecerá ayuda económica. «Estamos precisamente conversando con las autoridades, con las familias, para poder identificar realmente qué se necesita para adelantar muy rápidamente la ayuda a estas personas que quedaron totalmente desamparadas», dijo a el Consejero Mayor de la Onic, Luis Fernando Arias Arias.

Autoridades atienden a los heridos en la Sierra Nevada de Santa Marta. Foto: Ricardo Pérez Pérez.

En esa clase de ceremonias, los llamados Mayores adoptan hacer trabajo tradicional también cuando las cosechas se ven afectadas por la sequía o si existen problemas de carácter institucional o dentro del resguardo, un rito que normalmente es dirigido por el Mamo, que es la figura superior dentro de los cuatro pueblos de la Sierra Nevada (Arhuaco, Kogui, Wiwa y Kankuamo). Luego de conocer la tragedia, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que el Gobierno ayudará lo más pronto a las familias de la comunidad indígena Wiwa.

«He dado las instrucciones para que se pueda superar esta situación a la mayor brevedad posible», indicó el mandatario al término del Consejo de Ministros en la Casa de Nariño.

Santos expresó sus condolencias y su «solidaridad» con el pueblo Wiwa y afirmó que hará «todo lo posible» por ayudar a esta comunidad. Asimismo, el jefe del Estado indicó que el Ejército y la Policía están apoyando el traslado de los heridos a los centros médicos en Santa Marta.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, expidió un comunicado mediante el cual expresó su «solidaridad» con los miembros de la comunidad Wiwa y los familiares de las víctimas.

Según el comunicado, la Dirección de Asuntos Indígenas del Ministerio del Interior participa en las tareas de traslado de los heridos a un centro médico de Santa Marta y realizará un «permanente acompañamiento» a las familias de las víctimas.
Por su parte, la Defensoría del Pueblo expresó su «solidaridad» con el pueblo Wiwa y envió a un defensor comunitario a la zona de la tragedia, además de articular una sala de crisis dispuesta por los organismos de seguridad y socorro.

SANTA MARTA Y ELTIEMPO.COM